viernes, 18 de febrero de 2011

No te vayas de Navarra

El famoso pasodoble también se aplica al mundo de la BTT y es que en apenas unos cientos de kilómetros de distancia no pueden darse contrastes de paisajes más paradójicos que los que existen en esta tierra. Pasamos de los blancos paisajes de las Bardenas Reales....

Nuestra próxima salida mensual

A los hayedos más umbríos y húmedos


Pues bien, sino fuese por el precio del gasoil y los dichosos peajes de la AP-15 y AP-68, ya me gustaría subir más a estas tierras que bien me enseñan los amigos pamplonicas. Cambiamos las piedras sueltas de Algairén por las resbaladizas raíces, y las trazadas entre jaras, por líneas de "fe" entre mantos espesos de hojarasca que te hacen ir a ciegas y te hacen pensar que tienen estos navarros para confiar plenamente en que habrá debajo al paso de sus ruedas.

Puro otoño




La semana pasada pude conocer otra porción del bonito pirineo navarro de la mano del amigo Javito que  me llevo por sus terrenos para volver encantado de esta tierra. Eso si, el precio del verde es caro como lo es ver el sol por estos lugares.  Esta vez hubo más suerte.

Cresteando

Equilibrios

Adán Martínez

lunes, 7 de febrero de 2011

Las 3 ermitas



















No sé porque, pero últimamente me da por recorrer ermitas en los lugares mas recóditos, hace un mes estuvimos Adán y yo por las del monte Oturia (san roman,santa orosia .ect) y ya hacía mucho tiempo que me rondaba por la cabeza el investigar por estos lares, parte de lo que ya conocía, decía yo... ¿se podrá bajar "comodo" por ahí con la bici , ¿se subirá bien? Hacía tanto tiempo ya …, que tenia dudas, pero las dudas se han despejado!


Voy a ser parco en palabras.....

Convencí sin mucho esfuerzo a Ferrete y nos lanzamos al I+D


Con el castillo de Loarre omnipresente nos aproximábamos a la primera cita


Un toque de frescura en el caluroso dia de Febrero





Los animales en su entorno……




Planeando sobre Anies





Todo un espectáculo a nuestras espaldas :el castillo de Loarre y sus sierras





Aparecía la primera ermita : la virgen de la peña



Y comenzaba la bajada






Giros vertiginosos



El aceso a la ermita es espectacular.


Alli arriba estaba la ermita ,uffff que bajadon.!! Verdad Ferrete?, ala, vamos a por la siguiente, ésta es mi duda : como será la bajada?, nos perderemos ..espero que no




Y  comenzamos la segunda bajada hacia San Cristóbal buena pinta tiene esto…




Comentamos con los andarines donde estaba la Ermita y seguimos "pa bajo"
























Este es el acceso a la ermita de San cristobal ,un poco  heavy…pero ya está cumplido el segundo reto







Emilio, registrandose en el libro de entradas..,una peculiar ermita ésta





Y seguimos bajando…….





Si os fijáis en la pared de en frente, alli está la ermita de San Cristóbal, que ocurrencias..!




El desfiladero va desapareciendo, poco a poco


Senda, disfrutona, disfrutona, guuaoooo



Y el tercer reto cumplido, la ermita de Santa Quiteria




Ya por las calles de Bolea nos subimos a la colegiata  para celebrarlo

Al fondo Gratal



A por las birrrrraaaaaaaaas..!



La merecida cerveza en el "mentidero".



























El resto de fotos así como ampliaciones en el álbum de ferrete.
Un espectacular día, en unos entornos especiales, van a dejar un recuerdo que no se me olvidará, espero que a Emilio tampoco, buena compañía!!.
Nos vemos en la próxima, que tal vez vuelva a ser esta… en Marzo.

Salud para todos
Lorenzo Zayas.









Maxirulo Algaireño

La ruta propuesta viene a darse como una clásica de los aficionados a los senderos de Algairén. Combina muchos de ellos y encima presenta un "final feliz" con la bajada desde la Cruz de Alberto, ya en término de La Almunia. Surgida del decálogo algaireño que hace un mes hicieron Lorenzo y Emilio, surgió el enlazar alguna senda más y encima salir desde casa sin coger coches y la parafernalia que eso conlleva.

Ahí va la vuelta:
La subida de La Almunia a Alpartir no tiene pérdidas, el aburrido camino agrícola nos deja en la carretera a menos de un kilómetro del casco urbano y luego ya calentados, tocan las durísimas rampas a la Plaza del Pino. ¿Para qué? Pues para bajar Valdegea (1ª Senda) que a pesar de encontrarse completamente helada en esta mañana, sigue siendo disfrutona aunque demasiado rápida para los gustos de los presentes.

 Umbrías frías y solanas a gusto

Sendero Valdegea  (Al fondo, el barranco y senda de Valdealagües)

De vuelta al valle, ahora toca una larga subida de 500 metros de desnivel hasta ganar el Collado de los Palos o de La Luz. Para ello, subiremos por todo el Mosomero (2ª Senda) para remontar la senda del Tío Francisco (3ª Senda) que aunque no es posible subirla entera, bien merece un pequeño pateo de poco trozo con unas inmejorables vistas al desprotegido paisaje.

Ahora toca bajar después de un buen rato de molinillo y nada mejor que probar con la Senda de Valdegarzón (4ª) que cambia de vertiente en la sierra y por lo tanto es completamente diferente. Umbría y pinar con un par de escalones trampa que obligan a ir fino ya que el paso en cuestión es bien estrecho.

Las barras de la horquilla rozan a veces con las piedras

Esta senda permite salir al cortafuegos del cuello de San Garba y así ahorrar unos cuantos metros de desnivel para enlazar con el collado de la Hermana a través de la Senda de La Lechera (5ª). Sin duda, esta senda es de las subidas más duras de la sierra y eso lo dicen los famosos pulsómetros pues a uno ya le basta con no tocar el suelo en el primer rampón.



Desde el Collado de la Hermana, las vistas al llano son perfectas, al norte vemos el interior del vallado de caza de la Atalaya en el que se distinguen claramente la vegetación más escasa por la gran densidad de de ciervos, gamos y muflones.
Estamos a 1070 metros de altitud y llega el turno de la senda de los Reyes  (6ª) o mejor dicho "Camino Almonací." Un sendero que atraviesa todo el encinar enlazando las viejas carboneras hasta el valle.

La senda más pedregosa de la sierra

De nuevo en el valle, hay que comer algo pero poco porque aún queda faena y Lorenzo ya se va haciendo a la idea de la existencia del postre final...
Sendero del Puerto (7ª) para ir cerrando el bucle y disfrutar del buen sol que hacía días que no brillaba.



Las famosas curvas de la Senda del Puerto o "Apendicitis"

Cierre del bucle y comienzo de otro nuevo. Ahora a sufrir y es que la subida al Buitre es siempre dura y más cuando ya llevamos un buen tute en nuestras piernas. Nos la tomamos con calma porque el postre peligra...


El chivato de la reserva empieza a parpadear pero enseguida nos tiramos por la senda de las "Piñas" (8ª) y así engañamos al flotador del depósito. El pasito de entrada a la pista nos asusta más de lo debido y eso nos hace darnos cuenta que a estas alturas del año no estamos para tanto cohete.

Lástima de foto y de fotógrafo (je, je)

Vuelta a subir y a bajar por la senda de la Solana (9ª) ,una joya recuperada por la Asociación La Butrera y cuyo sol de atardecer se agradece ya que el termómetro empieza a caer en picado.


La senda de la Solana termina en el comienzo de otra. La Senda de Eras Hondas u Ortigas Viejas según otros pero igual de disfrutona aunque ahora más difícil por el suelo helado.



En la pista, tomamos la senda del Reguero (10ª) hasta Alpartir. Cargamos agua y comento a Lorenzo la posibilidad del postre final. Acepta en primera instancia a subir al sendero del Algeceros  (11ª) ya que viene de camino y para allí que nos vamos.


Pista de Fontellas y deliberaciones finales. Llevamos muchas horas de bici y subir hasta la Cruz de Alberto no parece muy sensato. No tanto por la subida ya que a un ritmo a otro se sube, sino por la bajadita. La senda de la Cruz no acepta muchos errores y las fuerzas flaquean ...
Rumbo a la cima que las oportunidades vienen así y el día es el mejor del invierno. Al final, Lorenzo es duro de cojones, a lo largo de la subida voy viéndole trazar las zetas de la pista desde una más arriba, pensando en si dentro de 22 años podré pegarme yo también un rutón de estos en el cuerpo.

La Cruz de Alberto y la sombra de un pésimo fotografo


Bajamos despacio pero con la velocidad justa para que la bici coja "flow" y las suspensiones hagan su trabajo. Estamos en la penúltima senda o última si pensamos que Valhondo es continuación de esta. Da igual, cerramos el día con 13 senderos, 1700 metros de desnivel para arriba y para abajo y con toda la ruta tal cual la llevaba en mente. El final feliz, es este, acabar en Valdefaja y dejar caer la bici hasta La Almunia....

Se acabo el día, La Almunia al fondo.

Adán Martínez
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...