miércoles, 21 de agosto de 2013

PIRINEANDO

El largo y duro invierno, junto a las nevadas de record, han provocado que el pirineo se haya resistido a dejarnos ciclar por sus laderas. Comenzamos con un retraso en el tiempo, la primavera parece haber finalizado en el mes de agosto. Tormentas típicas de mayo, erizones en flor en julio...y neveros más que ocasionales han anulado más de una ruta de nuestros planes y lo que es peor, varias de ellas han sido abandonadas con una buena tormenta y poco resguardo. Esto, y que cada ruta pirenaica implica desplazamientos cada vez más costosos ocasiona que la variable meteorológica sea clave en la planificación de las rutas. Y aún así, no todas las predicciones son válidas en este atípico verano pirenaico.

De Luchon

Tras fracasar por Laruns, al otro lado del Portalet, volvimos de nuevo a Francia y más concretamente a la zona de Luchon. Una zona tan cercana como lejana si vamos en coche. Y de nuevo, nos recibió la lluvia cuando ésta no estaba prevista. Día perdido, y eso, cuando convivimos en una furgoneta tres individuos ansiosos de pedrolos y metros de desnivel, no es nada bueno. El pesimismo aflora y las redes wifi de Luchon son asediadas en busca de predicciones que digan lo que queremos oir. Y así comenzamos dos días de rutas e incertidumbre de nuevo en la meteo...

De Luchon

De Luchon

Después de la espera, las laderas verdes y aéreas fueron bien acogidas. 

De Luchon

Coronamos la primera cima de la temporada a lomos de nuestras bicis, el Pico Ceciré, que entre brumas nos dejó ver la norte del Perdiguero y Bachimala.

De Luchon

Enseguida la niebla se echó encima y solamente el GPS era nuestra referencia a seguir.

De Luchon

En esta ruta nos acompañó, Ángel Serrano, flamante Campeón de Aragón XC en éste 2013 y quien se estrenaba por los senderos y  rutas de altura.

De Luchon

De Luchon

De Luchon

Senderos de media ladera con curvas entrelazadas que nos sirvieron para practicar la tan de moda vuelta al "pivotaje" y que bien nos serviría como aperitivo para una de las bajadas más bonitas que hemos realizado tanto por el ambiente como por exigente en muchos de los pasos.

De Luchon

De Luchon

Las paradas para realizar fotos fueron la excusa para volver a mirar para arriba y para abajo y contemplar lo grandioso del Lac D´Oô. Un paisaje sublime, espectacular como pocos, y con pasos y más pasos que exigían todo a nuestra técnica y a nuestras bicis.

De Luchon

En ciertos tramos, los pasos eran expuestos y requerían de cierto compromiso.

De Luchon

Al día siguiente y tras llover parte de la noche, la meteo falló de nuevo. El día soleado se cubrió de niebla y humedad y nos ocultó las fabulosas vistas que habríamos gozado del Valle de Arán.

De Luchon

Siguiendo los tópicos de nuestro país, fue entrar en nuestra frontera y disiparse la niebla, lucir el sol y disfrutar del buen tiempo.

De Luchon

De Luchon

Sin embargo, y sin entrar en generalizaciones, también notamos cierto cambio en el comportamiento de los senderistas que nos íbamos cruzando. Cambiamos las sonrisas, la amabilidad y los continuos "Bonjours" por un tipo de senderista dominguero que aprovechaba el autobús a Besurta para subirse a unos parajes y a una filosofía montañera que ignoran por completo. El saludo montañero o el saludo en el campo de toda la vida se transformaba en silencio o vacío como si nos fuésemos cruzando por el Paseo de Independencia de Zaragoza. Poca educación en el "turista senderista" español y que es la tónica a la que parecemos abocados.

De Luchon

Sendero con la estampa de Maladetas y Aneto, imposible hacer malas fotos en un sitio así.

De Luchon

Pedrolos por doquier, sendero aéreo, y sol y más sol. Solamente los retrasos en el horario previsto nos estaban fastidiando la segunda parte de la ruta.


De Luchon

Y es que reparar averías ocasionadas por llantas y cubiertas de "pichiglas" típicas de las montadas en bicis de serie provoca que uno se cabreé y con razón. No es de recibo que bicis de más de 4000 euros como la Scott Genius LT de 180 mm de recorrido, monte ruedas que no son para lo que está diseñada la bicicleta. Pesan poco sí,  pero ¿a costa de qué?. Si compras bici nueva y ésta monta Scwalbe, hazte el favor y quítalas, seguro que lo agradeces...

De Luchon

Tras colocar una nueva cámara y meter toda la presión que nuestros antebrazos fueron capaces de insuflar, alcanzamos los Llanos del Hospital.

De Luchon

Allí, nuestro campeón dijo haber conocido a nuevos personajes: buscadores de oro, representantes de la marca de bicis Pyren...¿mal de altura?

De Luchon

Tras la comida había que remontar 700 metros de desnivel con muchos de ellos con porteo. Los cálculos de horario previsto de final de ruta, y 500 km de carretera nos llevaban a horarios impestivos, así que pusimos ritmo alegre, y a piñón para arriba.

De Luchon

De Luchon

En poco menos de dos horas, volvíamos a la frontera gozando de pedaleos gloriosos a 2200 metros

De Luchon

Y tras muchos años, volvía a visitar el Portillón de Benasque y por supuesto, como no podía ser de otra manera, Francia nos recibía con ambiente frío y nublado al que poco nos importaba. Sin esperar a nada nos pusimos a visualizar las primeras zetas del descenso y como las negociaríamos con la bici poco después

De Luchon

Es curioso como a lomos de la bici, lo que a priori andando parece muy complicado, se torna ciclable.

De Luchon

El Lac du Portillon nos recibe con aspecto más típico del deshielo primaveral

De Luchon

Y llega el summum de la segunda mitad de la ruta. Más de mil metros de desnivel con decenas de curvas que sin grandes dificultades técnicas nos hacen perder metros y metros

De Luchon

De Luchon

Final de ruta y ganas de volver de nuevo a nuestra querida cordillera. ¿Tardaremos mucho en hacerlo? Me temo que no...

Adán Martínez

5 comentarios:

  1. Simplemente alucinante y una muy buena crónica. Me encantaría poder montar algún día por esas rutas. Me alegro mucho que el pirineo les haya permitido disfrutar de él.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nano,

      Una pena que la incursión de Laruns fuese de los fracasos de la temporada. Venir de tan lejos y ver llover y llover es una pena, pero es que vivir en el paraíso canario es incomparable a la meteo de este año por la península.

      Un abrazo

      Adán

      Eliminar
  2. gran ruta y buenísimas las fotos. me gusta mucho la acidez del poeta redactor de la crónica. rompo una lanza en favor de los paseantes zaragoza@s de independencia, alguno educado habrá. jejeje
    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. alguno habrá..........a ver si lo conocemos pronto!!!

      Eliminar
  3. Vaya rutón Adán, sí señor. Parece que pasasteis unas jornadas extraordinarias. Chapó!!

    ResponderEliminar