jueves, 6 de noviembre de 2014

Ruta mensual por Biescas

Pues un mes más toca comentar  como siempre la salida del club, que en esta ocasión ha sido a nuestra provincia vecina, Huesca, concretamente a la localidad de Biescas desde donde parte el recorrido.

Deciros que esta ruta ha sido propuesta por nuestro amigo y miembro del club, Kiko, muchas gracias, estas  iniciativas son de agradecer y cualquier sugerencia es bienvenida.

Decidimos madrugar para ir bien de tiempo y quedamos en el pabellón de La Almunia para salir a las 6.30 del sábado, en esta ocasión somos 17 los que allí nos reunimos para afrontar una ruta no precisamente, digamos de paseo, luego veréis porqué.

Una vez distribuidas las bicis en los vehículos y después de la charrada matutina iniciamos viaje puntualmente hacia Biescas, pero paramos un poco antes de llegar para tomar un café y hacer alguna cosilla de esas que nadie puede hacer por uno mismo.

Legada al punto de salida y a preparar todo, bicis equipación mochilas etc. etc. Alguno hasta ya le pega un toque a la bota de vino, se ve que quería cargar gasolina antes de salir.
Salida desde Biescas
Preparativos









Bueno pues que entre “estate quieto y ponte bien” iniciamos ruta a las 9:30 hora zulú, la mañana está fresca pero el día promete, y así seguirá para nuestro disfrute.
Primer tramo asfaltado
Nuestra ruta empieza de forma suave, recorriendo monte bajo que poco a poco va ganado en porcentaje, pero que se hace llevadero a un ritmo tranquilo (hay que reservar fuerzas para lo que viene) y el grupo vamos subiendo bastante juntos.
Pasando la pequeña localidad de Espierre

Subiendo por pista de tierra
En estos primeros kilómetros tenemos parte de camino pero también pista asfaltada, que nos conduce hasta la pequeña localidad de Espierre, desde aquí y hasta el punto más alto de la primera parte del recorrido, situado a 1545 metros el desnivel va aumentando y eso se nota en las piernas, pero llegamos al primer alto sin problemas, parada y a reponer fuerzas para el descenso.

Tramo de porteo
Tramo de porteo

Inicio de la senda hacia Yesero
Repostando









Después de las fotos de rigor, colocarnos protecciones y el descojono por cualquier chochada empieza lo divertido por senda, descendemos por un terreno realmente bonito con un buen agarre y una considerable pendiente hasta el pueblo de Yesero. Durante el descenso tenemos algún pinchazo, que se arreglan al llegar abajo, pero nada de importancia, por el momento todo va bien.
Tramo final de la senda hacia Yesero
Parada en Yesero para repostar agua, reponer fuerzas y el que lo considera necesario engullir algún “enderezol”, que ahora viene lo bueno…
Repostando en Yesero

Salida desde Yesero
Salimos de Yesero dirección a la carretera N260A por donde circulamos unos pocos kilómetros para luego desviarnos por una pista forestal por donde ascenderemos a un ritmo tranquilo, es una subida de varios kilómetros que se hace dura porque no da prácticamente ningún respiro.
Repostando agua

Pequeño descanso para reponer fuerzas
Después de hacer una parada para reponer fuerzas a mitad de la ascensión, tener que abrir alguna puerta en medio del camino para el control del ganado y hacer alguna reagrupación, nos queda como no, la sorpresa final, una subida con un desnivel impresionante (yo no sé qué % tenía eso, pero mucho os lo aseguro) que por supuesto hay que hacerla porteando las bicis.

Tramo de porteo
Tramo de porteo
Tramo de porteo

Tramo de porteo


















Ya estamos arriba del trozo cabrón este, a partir de aquí la cosa cambia, senda con subidas  tipo tobogán, dura pero muy divertida que nos lleva hasta el cerro de la Iguarra a 1724 metros, punto cumbre de nuestra ruta.

Aquí ves que el esfuerzo tiene su recompensa, vistas espectaculares, compañeras de cuatro patas y cuernos, y alguna que otra pisada de mierda de vaca con las ruedas.
De postureo con las vacas

Mas postureo

Vistas desde el Cerro de Iguarra
Aquí arriba otro descanso, fotos, meter algo al cuerpo, volver a colocar protecciones que habíamos quitado antes y de nuevo descenso por senda, esta vez más técnica y donde los “endureros” imponen su ley.
Foto de familia en el alto del Cerro de Iguarra
Por cierto, deciros que este tramo de senda estaba incluido este año en el campeonato de España de descenso.

Esta bajada nos lleva a otra pista forestal con la que enlazamos con otra senda muy muy divertida llena de ZZZ y rapidísima que ya nos conduce hasta Biescas.
Kiko en uno de los escalones

Kiko en uno de los escalones de la senda hacia Biescas
Llegamos al punto de partida a eso de las cuatro muy cansados pero con cara de haberlo pasado bien, a cargar bicis, refrescarnos, cambio de ropa y a comer.

En esta salida hubo caras nuevas, es de agradecer que la gente se anime incluso a estas rutas duras.
Con un invitado de excepción
Os esperamos en la próxima, que esa si será más suave, o no, quien sabe...

Podéis consultar el track directamente desde aquí:



Saludos. 
Manuel Torres.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada